Las claves para entender las elecciones de Ecuador

RICARDO GRANDE / EVA BRUNNER. QUITO

 

Los ecuatorianos decidirán el 19 de febrero si quieren continuar o no con la Revolución Ciudadana que inició Rafael Correa hace diez años. Ocho candidatos compiten por diferenciarse para captar la atención de casi 13 millones de votantes, 168.435 en España. Con un alto número de indecisos, la formación gobernante, Alianza PAIS (AP), lidera las encuestas pero, si no consigue suficiente ventaja, habrá una segunda vuelta. Este escenario favorecería a su rival más fuerte, Guillermo Lasso (CREO-SUMA), que podría acaparar el voto opositor.

¿Quiénes son los candidatos a Presidente?

De los ocho aspirantes, cuatro tienen opciones reales de llegar al Palacio de Carondelet. El primero, según las encuestas, es Lenín Moreno, el candidato del partido en el Gobierno. Pretende desarrollar el legado de Correa aunque promete hacerlo con un estilo propio, más dialogante que el de su predecesor. Ha puesto fecha a la erradicación de la pobreza extrema: 2019. Junto a él, Jorge Glas aspira a repetir como Vicepresidente.

Guillermo Lasso (CREO-SUMA) es el opositor mejor situado en los sondeos. Bajo el slogan de ‘cambio’, el ex banquero afirma que “la mejor política social es la creación de empleo”. Promete un millón de puestos de trabajo en cuatro años y eliminar 14 impuestos. Le sigue de cerca la socialcristiana Cynthia Viteri que, como Lasso, eliminará impuestos y la Ley de Comunicación. Sus políticas serán aperturistas para la empresa privada y la inversión extranjera.

El cuarto en las encuestas es el ex general Paco Moncayo, que encabeza la alianza progresista Acuerdo Nacional por el Cambio. Con propuestas como reducir el tamaño del Estado y descriminalizar la protesta social, puede atraer al votante desencantado de AP. Los cuatro candidatos restantes, que por separado no superan el 4% en intención de voto, son: Dalo Bucaram (FE), Iván Espinel (Fuerza Compromiso Social), Patricio Zuquilanda (PSP) y Washington Pesántez (Unión Ecuatoriana).

¿Qué eligen los ecuatorianos en estas elecciones?

El modelo de Ecuador es presidencialista, por lo que se elige al Jefe de Estado y al poder legislativo de forma separada. En tres papeletas diferentes, los ecuatorianos votarán al binomio presidencial (Presidente y Vicepresidente) y a sus asambleístas nacionales y provinciales. Además, las urnas decidirán quiénes serán las cinco personas que representarán a su país en el Parlamento Andino, un órgano que emite resoluciones no vinculantes para fomentar la integración entre Perú, Chile, Bolivia, Colombia y Ecuador. A estas cuatro papeletas se suma otra para resolver por consulta popular si se prohíbe o no a los funcionarios públicos tener bienes o capitales en paraísos fiscales.

¿Cuándo entregará Correa el relevo presidencial?

Rafael Correa empezará a preparar las maletas para irse a Bélgica, el país natal de su esposa, el 24 de mayo, día de la posesión del nuevo Presidente. Asegura que abandonará la política, pero no descarta volver en 2021: “si molestan mucho (refiriéndose a la oposición), regreso”. Está en el aire la fecha exacta en la que se conocerá el nombre del sucesor de Correa. Si el 19 de febrero un candidato obtiene al menos el 40% de votos válidos y más de diez puntos porcentuales sobre el segundo, se proclama Presidente. En caso contrario, el 2 de abril habrá una segunda vuelta en la que se enfrentarán los dos binomios más votados. Según la encuestadora Cedatos, Lenín Moreno tendría el 38,6% de votos válidos y su rival Guillermo Lasso el 25,7%. A pocos días de las elecciones, el 35% de la población está indecisa.

¿Cuáles son los principales temas de campaña?

El deterioro de la economía, provocado en parte por el fin de la bonanza petrolera, el endeudamiento del Estado y la situación laboral copan gran parte del discurso de los candidatos. Alianza PAIS diagnostica una crecimiento económico del 1,4% para 2017, mientras que la oposición repite las predicciones del Banco Mundial, que pronostican una caída del 2,9%.

El estallido de casos de corrupción en la empresa pública Petroecuador –la oposición y algunos medios han señalado al vicepresidente Jorge Glas, quien ha negado las acusaciones y amenaza con acudir a los tribunales– y los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht son munición electoral. La corrupción es la tercera preocupación de los ecuatorianos.

¿Qué significan estas elecciones para la región?

El llamado Socialismo del Siglo XXI, debilitado por el cambio político en Argentina y el impeachment a Dilma Rousseff en Brasil, podría perder un miembro primordial si Alianza PAIS no gana las elecciones.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s