Homenaje de Jacobo Torres de León. Combatiente

Caracas 5 de marzo de 2017
Querido Hugo:
Desde ayer ando intentando escribirte la carta que cada mes te hago para darte el recuento de nuestras luchas y como estamos en este día a día de avances y retrocesos, de marchas y contramarchas. Es mi manera humilde de mantener viva la llama de tu memoria y recordarle a todo el que me lee que aquel 5 de marzo entraste a la historia, a la inmortalidad. Esta es la número 48 que mes a mes me permite desahogar la arrechera de tu partida.
Ya son 4 años del fatídico día en que llegó mi hijo Héctor de la calle blanco como un papel diciendo que tu habías muerto. Desde ese instante me niego rotundamente a aceptar tu muerte. Fallece el que se olvida, el que no trasciende, el que mezquino uso el poder y no lo dio. Muertos están los asesinos de la IV República que seguro deben ser chicharrón en la quinta paila del infierno.
Amaneci con un ataque terrible de nostalgia. Recordando episodios de los tantos que hay contigo. Porque coño Hugo entraste como un torrente de amor y compromiso en nuestras vidas, huracán revolucionario que dio lo mejor de su esfuerzo y su vida para dejarnos patria. Esa que más de uno quiere confundirla con un rollo de papel tualé y se burla en su asquerosa ignorancia del infinito esfuerzo por dejarnosla y que te costó tu vida terrenal.
Sí habría que hacer un balance de los cuatro años de tu partida, con altos y bajos hemos ido avanzando un pasito cada vez para llevar la Revolución Bolivariana a buen puerto. Enfrentando al más formidable enemigo que trata de recuperar su hegemonía empresas América Latina y que ha hecho de Venezuela su objetivo político militar. Enfrentando a una oposición derrotada y en crisis una y mil veces por nuestro pueblo que, como siempre te he dicho, ha escrito páginas memorables de paciencia, resistencia y heroicismo para impedir su macabro plan de rendirnos por hambre y provocar un estallido social que justifique que su tío Sam invada el suelo sagrado de Bolívar y tuyo. Pero también Hugo estamos enfrentando a aquellos malnacidos que una vez que corroboraron que te fuiste renegaron de tu legado y arremetieron contra Nicolás pues ellos esperaban controlar el poder y no contaron jamás con tu astucia cuando aquel diciembre de tu despedida dejaste muy claro “pleno como la luna llena” que era un humilde chofer de autobús el llamado a recibir el testigo y continuar tu obra inmortal, infelices personajes que sólo demostraron la arrogancia del intelectual pequeñoburgués que no concibe que un obrero lo dirija y que en su profundo menosprecio al pueblo pretendió estar por encima de él y dirigirlo y no en acompañarlo como hiciste tú que nos enseñaste a confiar en ese pueblo y a acompañarlo con tu infinita bondad. Y estamos enfrentando a los peores Hugo los que desde dentro minan nuestra labor revolucionaria usando con desparpajo tu nombre para robar atropellar y cagarse una y otra vez en tu nombre y tu legado. Son contar esa nueva categoría “petróleo a 100” que lloran desconsolados no porque te fuiste si no porque en medio de la guerra económica con un petróleo a 20 levantaron las banderas del “esto ya no sirve, todo se jodio, fue bonito mientras duró” y la que más me saca la piedra “con Chávez no pasaba esto” como si Nicolás fuera el culpable de la guerra económica y lo que hemos pasado estos cuatro años que han parecido décadas de tanto luchar y resistir.
Son los llorones y derrotistas plañideras que perdieron toda esperanza de victoria y en su eterna crítica tratan de arrastrar a la gente a sus tenebrosas posiciones para justificar si felonía. Son los que no ven nada bueno ni son capaces de reconocer el inmenso esfuerzo que hace Nicolás y nuestro pueblo que silencioso cobrará si victoria.
Son, Hugo, los que en definitiva jamás creyeron en ti por eso se están quebrando en la primera prueba de fuerza con Nicolás al frente, me imagino que son los mismos que en medio del golpe del 2002 coquetearon con la idea de reconocer a Carmona el breve. Como tampoco creen en Nicolás porque en definitiva quien dijo que un obrero puede dirigir los destinos de una nación y menos una revolución? Eso es para expertos intelectuales y tecnócratas no para choferes de autobús. Porque finalmente detrás de esas posturas hiperrevolucionarias ocultan su desprecio por el pueblo que dicen defender. Una pequeña burguesía que ve en la confrontación sus propias desgracias y no la lucha contra la barbarie capitalista y sus derivados. Sin darse cuenta trabajan para el enemigo al intentar vencer por miedo la voluntad del pueblo.
Nunca quise ir a tu funeral. Después de la ida de mi madre me niego a ver cuerpos inertes en cajas mientras los deudos lo lloran.
Sin embargo, me tocó acompañar a mis hermanos de clase en la guardia de honor frente a tu capilla ardiente. Me negué como me niego a verte así. Tu como mi madre mis tíos y tías, como mis camaradas que partieron antes que nosotros y te acompañan como ángeles guardianes de nuestro eterno combate por la vida, estás en cada victoria, en la risa de cada niño, en nuestros sueños libertarios y en el aire y nuestra memoria. Prefiero recordarte jodedor como siempre lo fuiste cantando desafinado joropos y rancheras para arrechera de tus enemigos y contentura de quienes te acompañamos desde décadas en la redención de la Patria. Prefiero recordarte arrecho y armando peo por la sempiterna burocracia que entorpece todo. Prefiero recordarte humano con tus virtudes y errores, con tus genialidades, Chávez nuestro.
Hoy en el mundo entero te recuerdan con admiración y cariño. En cada rincón del planeta por miles evocan tu nombre y exaltan tu obra inmortal.
Por mi parte padre hermano maestro amigo. Hoy entre la nostalgia y la tristeza viendo de cara al sol es un buen día y un buen momento para renovar mi inquebrantable decisión de luchar y vencer con la certeza de que millones de compatriotas a lo largo y ancho de nuestra América harán lo propio para alcanzar el sueño de Bolívar que tu nos devolviste agigantado.
Con la firme convicción que más temprano que tarde venceremos. Por ahora y para siempre Hugo VENCEREMOS!

Jacobo Torres de León. Combatiente

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s