Desaparezca el hambre y no el hombre

Golpeando el Yunque

por Felicita Rivero | Gracias a LA COVACHA ROJA

A veinticinco  años del discurso pronunciado en Río de Janeiro por el compañero Fidel Castro en la Conferencia de Naciones Unidas sobre medio ambiente y desarrollo, el 12 de junio de 1992, pareciera que nada ha cambiado. Más bien los problemas ambientales se han acrecentado. El destino de la humanidad ha quedado en nuestras propias manos, y depende solo de nosotros no avocarnos a la verdadera extinción. En aquella ocasión la llamada de atención de Fidel fue clara,  las naciones deberían unirse para trabajar por el bien común. Avizoraba, quizás, el encuentro que tuvo lugar el pasado miércoles 8 de marzo en la capital de Cuba, La Habana, la l Conferencia de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC).  Entre los puntos a tratar prestarían especial cuidado al enfrentamiento al cambio climático, enfocándose en impulsar proyectos que mitiguen la…

Ver la entrada original 668 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s