“Bomba de EEUU en Afganistán. EEUU envía un mensaje en diferido a Gibraltar, Las Falkland (Malvinas), e Inglaterra. Goldman Sach, BlackRock, y Jacob Rothschild amenazan al grupo de JP Morgan, Soros, y Rockefeller. Los propios Rothschild no tenían claro ni Goldman Sach de apoyar a Trump, pero conociendo los sondeos se volcaron a su favor para tener el control del poder financiero de los EEUU y mundial.”.

eladiofernandez

3F32085800000578-4406686-Emergency_crews_assessed_the_destruction_caused_by_a_major_gas_e-a-1_1492035691919

La bomba de Afganistán cuesta 600 billones de dólares. Y se corresponde con la deuda de la Reserva Federal que ha engrosado Rockefeller en vida a los EEUU.  Antes de la muerte de David Rockefeller todos eran socios y compartían el control de la FED, el Banco de Inglaterra y los negocios de todo el mundo, incluídas las bolsas, bancos centrales y demás bancos europeos. Este divorcio es el motivo de la sustitución de Jeroen Dijsselbloem. La intención de volver grande a América que dice Trump, coincide con quitar la deuda y por supuesto entregar el control de esta deuda a los Rothschild. Hace cinco años (mayo 2012), Rothschild compró el NYSE a Rockefeller, o sea, el control de la bolsa de los EEUU, pero no tenía el control de la emisión de dinero y de la Deuda, que ahora con la muerte de David Rockefeller, Jacob…

Ver la entrada original 828 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s