Morbo y «modernidad»

Santiago Arde

 Por Jape/ 

¡¡¡Rinnngggggg!!!

—¿Hola?

—¡¿Ya te enteraste Marieta, de lo que pasó en la Embajada?!

—¡Ni galleta, ni empanada, aquí no se vende nada! Si quiere desayunar, mejor trate de llamar a la paladar de Juana.

—¿De qué me hablas, mi hermana? Enciende el televisor, ya no es chisme ni es rumor, se oyen ruidos, se oyen voces, se ha formado el «acabose», en la embajada del norte ¡se fue hasta el embajador!

Ver la entrada original 361 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s