Y nadie fue tan de Cuba como aquel que nació en Paula

El Informador Boliviano

images/news/2018/01/MmDOes_25-01-2018_23.01.37.000000.jpg

Hay una casita en esta Habana múltiple que nos resguarda siempre lo más auténtico del alma; una casita que es cuna-país, identidad y destello de una nación y de su pensamiento más profundo; una casita a la que van y vuelven una y otra vez los niños, buscando cómo habitar en la mística de un alumbramiento universal.

Hasta este sitio, que es profecía y punto de partida hacia la martianidad, hay que acudir en días como estos, para fijar la coordenada exacta de muchos otros nacimientos, de muchos otros partos, simbólicos, ecuménicos, reverenciales…

A 165 años de aquel primer enero, el Apóstol sigue aquí, entre nosotros, como «ese misterio que nos acompaña», y se prefigura entonces en la pasión de miles de jóvenes de Cuba y del mundo, prestos ahora a un nuevo homenaje. Desde hoy y hasta el próximo domingo, y por el hombre sincero de siempre, toda una…

Ver la entrada original 6 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s