NACIMIENTOS

LA BICICLETA

52596-fotografia-g

Clara Lluvia del Monte, la hija menor del aguatero Miguel, fue la parturienta más espectacular de mi infancia. La mujer recibió sus dolores de parto cuando la evacuaban, junto a toda su familia, para protegerla de la inusitada crecida del río ¨Arroya  Tusas¨ , un inofensivo riachuelo convertido en demonio por un huracán. La desdichada dio a luz sobre un camión y a la niña le nombraron Eva Josefa, el primer nombre por ¨eva – cuación¨ y el segundo por ¨José Rubiera¨.

Otro nacimiento interesante lo tuvo Manuelito, alias Oxímetro Pérez, que se ganó el nombrecito por un equívoco imperdonable. En plena época de los teléfonos públicos la madre alumbró a la criatura en el hospital, mientras la acompañaba una prima suya con serios problemas de dicción la cual, nada más salir del salón de partos, se comunicó con la pública de ¨Candil Remoto¨ una barriada aledaña a la mía…

Ver la entrada original 439 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s