Como hace 17 años la Revolución Bolivariana resiste y vence

Nicolas Maduro Venezuela Foto: misionverdad.com

Aquellas horas parecían interminables, y en Cuba, como en muchas partes del mundo –sobre todo en la región latinoamericana y caribeña– se vivieron con una gran intensidad. Era abril de 2002 y contra el presidente bolivariano Hugo Chávez se había orquestado un golpe de Estado, su vida y la de la Revolución venezolana corrían peligro y los medios de prensa pretendían no solo acallarlo, sino tergiversarlo.

No olvidaré nunca las horas de desvelo de quienes en esta Isla de hombres libres que extiende su mano siempre a quienes más lo necesitan, pasábamos horas y horas tratando de informarnos sobre lo que realmente ocurría y a la vez, socializar y compartir información lo más objetiva y verídica posible por disímiles vías.

Era una misión ardua, no existía el desarrollo tecnológico de hoy, ni el alcance y la inmediatez que permite, pero la lealtad a los principios que nos unen al pueblo venezolano y a sus líderes, eran más fuertes que todo. Volver a las enseñanzas del golpe de Estado de 2002 contra el presidente Hugo Chávez –que incluyó también el paro petrolero de diciembre de ese año– y sobre todo, valorar la actitud del pueblo en una batalla incansable hasta el regreso de su líder a Miraflores, es la demostración de cuánto se puede radicalizar un proceso genuinamente revolucionario, que buscó siempre la justicia social, la defensa de la soberanía y la independencia, así como devolverle a un país su dignidad, su historia, su identidad.

El mundo tiene hoy sus ojos sobre Venezuela, condenada por quienes no le perdonan haber levantado las banderas de la unidad y la cooperación latinoamericana y caribeña, abrir sus puertas como nunca antes, construir y haber dado luz a quienes vivían en la oscuridad y para ello, haber tenido que enfrentar al imperialismo estadounidense.

No nos engañemos, acompañar y defender a Venezuela hoy es el deber de todos los revolucionarios del mundo. En eso nos va la vida. Si para los venezolanos, todo 11 tiene su 13, las enseñanzas de esos días de 2002, como las de Girón y otras tantas batallas de Cuba, deben ser la fuerza para seguir, luchar y vencer, siempre vencer.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s