Trump sostiene que nadie ha sido más severo que él con Cuba

De Donald Trump conocemos muchas de sus mentiras, así como sus disparates políticos y de otra clase.
De Donald Trump conocemos muchas de sus mentiras, así como sus disparates políticos y de otra clase. Foto: TELAM

Tomar decisiones responsables es la cualidad que ha de caracterizar a un Presidente, no solo ante el electorado que lo eligió, sino de cara al mundo. Y esas decisiones cargan un mayor peso cuando se trata de una poderosa nación como Estados Unidos.

De Donald Trump conocemos muchas de sus mentiras, así como sus disparates políticos y de otra clase. Sin embargo, en la reciente primera entrevista que ofreciera a una cadena televisiva en español (Telemundo) tras ascender al poder en enero de 2017, desenfundó su espada de la irresponsabilidad en la conducción de asuntos (de cualquier índole) que involucran las relaciones con otros países.

–¿Por qué ha sido tan severo con Cuba?, indagó el periodista.

–He sido muy severo con Cuba. Nadie lo ha sido como yo, vamos a resolver el problema de Cuba como se debe, no como lo hizo Obama, que fue un desastre que yo revoqué, afirmó Trump.

«Hay 25 000 tropas cubanas en Venezuela, por eso sancionamos a Cuba, el causante del problema en Venezuela. Ya a los cruceros no se les permite ir a Cuba y se las tienen que arreglar», abundó.

Refiriéndose a las recientes sanciones contra la Isla, afirmó:«…aunque debo decir que no sé si eso es bueno o malo a nivel político».

Nefasta confesión, en inglés y español. Es como decir que no le importa para nada Cuba ni lo que venga detrás, aunque al mismo tiempo: «me encanta la gente cubana de Miami y de otros lugares», porque no duda que así ha querido «ayudar» a los millones que viven en la Isla, aplicándoles el sexagenario bloqueo.

La entrevista presentó al Trump irascible de siempre, deseoso de mostrar que él aprueba o no lo que hace el resto del mundo. Por eso, ante el derrotero que ha tomado el diferendo fronterizo con sus vecinos, consideró que «México se ha portado muy bien la última semana». Y, sin comprometerse a decir si veía a esa nación como su amiga o enemiga, respondió a su altura: «Bueno, esta semana los considero mis amigos». Como quien le da al botón del on-off para encender o apagar una lámpara.

Soy yo, y únicamente yo el mejor. El Presidente tiene adjetivos calificativos para sus adversarios políticos más connotados, y los expuso ante la pequeña pantalla.

«Bernie (Sanders) siempre ha estado loco, ahora se ve como un loco cansado»; «Joe Biden se ve exhausto y no trabaja»; «Hillary Clinton es una corrupta»; «Yo lo he hecho bien, porque he trabajado duro», y son los medios y las noticias falsas los que lo han atacado desde que asumió el 20 de enero de 2017, cuando en realidad «los malos son ellos», asegura.

«Yo uní a las familias de emigrantes», dijo, aunque no supo responder a cuántas ascienden las que hoy todavía se mantienen desgajadas por su política de tolerancia cero. Para ellos también tuvo una consideración especial, porque «me encantan los emigrantes. Este país lo hicieron los emigrantes y sin eso…».

Parece que ya no cabía más en la fastuosa actuación del señor, cuando le lanzaron una última pala para que se luciera.

–Diga en una sola palabra cómo cataloga su presidencia.

–Mi presidencia no puedo catalogarla con una sola palabra. Podría decir una bella palabra: excelencia. Pero una palabra no es suficiente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s