No todos los caminos conducen a la casa del pueblo

 

“Se puede engañar a todo el pueblo parte del tiempo y a parte del pueblo todo el tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo” (A. L.)

Sin duda Carlos Mesa está caminando sobre una cuerda floja. Su pasado político está golpeando las puertas de su conciencia.

Dicen que el que calla otorga. Entonces podríamos entender que su silencio y esa soberbia para evadir las acusaciones de haber gozado -durante una época de crisis- de altos salarios provenientes de los “gastos reservados” y, especialmente, el caso de extorsión para ser candidato del MNR, es un: Sí recibí… ¿y qué?

Ver la entrada original 315 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s