Científicos revelan secretos subterráneos del lado oculto de la Luna

Tomado de Venezolana de Televisión.

Con ayuda del explorador lunar chino Yutu-2 (Conejo de Jade-2) científicos descubrieron los secretos enterrados en las profundidades de la superficie del lado oculto de la Luna.

Los resultados de la investigación suman al entendimiento de la humanidad sobre la historia de colisiones en el cuerpo celeste y las actividades volcánicas, así como arrojar nueva luz sobre la evolución geológica en la Luna, informó Xinhua en su portal web.

La sonda Chang’e-4 realizó el primer aterrizaje suave en el lado oriental del cráter Von Karman de la cuenca Aitken del Polo Sur, en la cara oculta de la Luna el 3 de enero de 2019. Posteriormente, la nave desplegó su explorador Yutu-2, el cual utiliza el Radar de Penetración Lunar (LPR, según sus siglas en inglés) para investigar el subsuelo sobre el cual se desplaza.

Un estudio realizado por un equipo de investigación dirigido por Li Chunlai y Su Yan, miembros del Observatorio Astronómico Nacional de la Academia de Ciencias de China, reveló detalles sobre lo que se esconde debajo de la superficie del satélite terrestre.

Como resultado del efecto de la rotación sincrónica, el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación y el mismo lado siempre se enfrenta a la Tierra.

El equipo de investigación usó el LPR de Yutu-2 para enviar señales de radio por debajo de la superficie lunar hasta una profundidad de 40 metros, mediante un canal de alta frecuencia de 500 MHz. Se trata de una profundidad tres veces mayor que la alcanzada anteriormente por Chang’e-3, que fue lanzada al lado cercano de la Luna a fines de 2013.

Los datos permitieron a los investigadores desarrollar una imagen de la estratigrafía subterránea de la cara oculta de la Luna.

“Descubrimos que la penetración de la señal en el sitio Chang’e-4 es mucho más profunda que la medida por el LPR en el sitio de aterrizaje de la sonda Chang’e-3 en el lado cercano de la Luna”, detalló Li Chunlai, profesor investigador y subdirector general del observatorio.

“El subsuelo en el sitio de aterrizaje Chang’e-4 es muy complejo y esta observación cualitativa sugiere un contexto geológico totalmente diferente para los dos sitios de aterrizaje”, añadió el experto.

“A pesar de la buena calidad de la imagen del radar a lo largo de la ruta del rover a una distancia de aproximadamente 106 metros, la complejidad de la distribución espacial y las características del radar dificultan la identificación e interpretación de las estructuras geológicas y los eventos que las generaron”, puntualizó Su Yan, otro investigador de la institución.

Los científicos analizaron la imagen del radar con una técnica topográfica y el resultado muestra que el subsuelo está compuesto esencialmente por materiales granulares altamente porosos con incrustaciones de rocas de diferentes tamaños.

Es probable que el contenido sea el resultado de un turbulento sistema solar temprano, cuando los meteoritos y otros desechos espaciales golpeaban con frecuencia la Luna. El sitio de impacto expulsaría material a otras áreas, creando una superficie en forma de cráter sobre un subsuelo con capas variables, sostuvo Li.

Los resultados de los datos de radar recopilados durante los primeros dos días lunares (un día lunar equivale a 14 días en la Tierra) de operación proporcionaron la primera imagen electromagnética de la estructura subsuperficial del lado oculto de la Luna y la primera “verdad terrestre” de la arquitectura estratigráfica de un depósito de eyección, enfatizó Li.

“Los resultados ilustran, de una manera sin precedentes, la distribución espacial de los diferentes compuestos que contribuyen a formar la secuencia de eyección y sus características geométricas”, dijo Li, refiriéndose al material expulsado en cada impacto.

“Este trabajo muestra que el uso extensivo del LPR podría mejorar en gran medida nuestra comprensión de la historia de los impactos lunares y el vulcanismo, al tiempo que podría arrojar nueva luz sobre la comprensión de la evolución geológica del otro lado de la Luna”, agregó.

El estudio fue publicado en la última edición de la revista Science Advances.

/JB

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s