COVID–19: Otra gran prueba para la televisión

Tomado de Cubadebate.

Como cuando nos han azotado huracanes, en estos momentos televisión y radio son muy seguidos en Cuba, más que el paquete, las redes y las antenas, porque a la larga se sabe que en tiempos de contingencia estos medios se crecen y dicen la verdad.

Obligatoriamente, el primer párrafo es para periodistas, camarógrafos y todos los técnicos que contribuyen a armar un reportaje, una noticia o un comentario. Amanecen con nosotros en Buenos Días y se despiden bien tarde en la noche, en el caso de la TV.

Dentro de esos numerosos profesionales destaco a Abdiel Bermúdez, el hasta hace un tiempo corresponsal de Holguín. Si desde la provincia oriental el joven periodista conquistaba a los oyentes con sus crónicas y comentarios, no sucede menos con su trabajo en La Habana y su participación activa en las redes, con comentarios agudos, a veces polémicos, pero todos expresados desde la dulzura de un osito cariñoso, como le dicen colegas que lo quieren.

Buenos Días y la Mesa Redonda, este segundo espacio con invitados siempre de lujo, y el primero con un despertar noticioso, hecho a la manera del espectáculo informativo, son espacios que deben tener en estos tiempos un mayor índice de audiencia, porque están al día en la información sobre lo que sucede con la COVID–19 en Cuba y en el resto de la Tierra.

Resulta vital para la información sintonizar la conferencia de prensa a las 11:00 a.m., en la que el Dr. Francisco Durán se ha revelado como un excelente comunicador, tanto, que el sagaz colega Francisco Rodríguez Cruz, Paquito, publicó este post: “¿Qué le dijo el doctor José Rubiera al doctor Francisco Durán?… Que tu fama sea efímera…”. Es un chiste que reverencia la capacidad científica y comunicativa de los dos hombres consagrados a sus profesiones.

Y hablando de lo cómico, los lunes, martes, miércoles y jueves, a partir de las 9:45 a.m., se prevé retransmitir en Cubavisión los humorísticos A otro con ese cuentoVivir del cuento y Punto G, una buena decisión: reír disminuye el estrés, y dicen los expertos que el sistema inmunológico se deprime con la angustia. Entonces, reír es saludable, ¿verdad, Calviño?

Rafael Perez Ynsúa, por FB, en el recorrido de su casa al ICRT, me dijo de memoria algunas de las propuestas de esta programación en tiempos de COVID–19: lunes a sábado y hasta las 9:45 a.m., habrá una programación infantil para niños de las primeras edades.

Senderos del oeste y Cine en familia, en sus horarios, pero martes, miércoles y jueves de 2:00 a 2:45; la novela cubana se repondrá y ese espacio tendrá una buena propuesta, Bajo el mismo sol, y le seguirán series policiacas extranjeras. De 4:15 a 5:00 p.m. habrá una programación para niños pequeños, menos el miércoles, cuando la tanda infantil llegará hasta las 6:00 p.m.

El joven director de Cubavisión agregó que repondrán los 44 teledramas para adolescentes que han sido transmitidos por el espacio de verano Una calle mil caminos, con temas importantes para la familia y en su mayoría con una buena factura. En la noche se anuncia el estreno de CSI Black Mirror, además de la reposición de El escudo, y también el público podrá volver a ver ofertas de Tras la huella.

De estas y otras proposiciones sabrá cada jornada en Al mediodía, programa en el que se presentan videos en casa con los mensajes enviados por actores, músicos y otros artistas que trasmiten una recomendación: Quédate en casa.

El Canal Educativo y Telerebelde son los encargados de transmitir orientaciones para los estudiantes de los diferentes niveles. Ambas señales tienen carteleras con la programación por grado. El Educativo 2, en De tarde en casa, ofrece muy buenos intercambios con profesionales de la salud sobre la COVID–19, y el canal Clave tiene previstos programas para transmitir conciertos, desde su casa, con diversos intérpretes, como ya se hizo con Omara Portuondo.

Canal Caribe mantiene sus propuestas informativas y Telesur conserva su presencia en nuestros hogares para mantenernos al tanto de lo que está sucediendo. Seguiré comentando sobre la TV que vemos en tiempos de COVID–19, cuando pasen algunos días (a mí no me agarra el bicharraco ese, se me van a pelar las manos de tanto lavármelas; ando con nasobuco desde mucho antes que se estableciera, limpio con una solución de hipoclorito, en fin… Hago lo que debe hacer todo el mundo).

Es un esfuerzo para respetar lo que hace la gente de la TV, incluido el portal de la TV que trasmite varias señales para el mundo, y no pocas web como las de la Mesa Redonda y Cubadebate, que lanzan la información televisiva al planeta. Cubavisión está en Telegram con su nombre: Cubavisión el canal de todos, al que se pueden suscribir para recibir lo que estará ofertando.

Y aquí viene el pero: se transmitió un videoclip como si la COVID–19 fuera un carnaval. Esas iniciativas no pueden caminar, sean de quien sean. Me preocupa (y por eso me ocupo diciéndolo) que entre los locutores no haya un metro y medio de distancia, en su mayoría, especialmente en el buen programa Red Deportiva.

Por lo pronto, mientras usted y yo vemos la televisión para informarnos, instruirnos o reírnos (¿Por qué no? ¡Somos cubanos y nos reímos hasta de nosotros mismos!) tranquilos en nuestras casas, hay un grupo importante de hombres y mujeres que trabajan para lograr esa señal. Mis respetos.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s