Más canciones (muchas en español) frente al desánimo y la enfermedad

Tomado de Cubasí.

La prórroga del confinamiento por el coronavirus en España y la extensión de esta medida en otros muchos países del planeta invita a una segunda entrega de 25 canciones balsámicas para darle perspectiva optimista a la situación, esta vez con mayor atención a las letras en castellano.

«Viva la Vida», de Coldplay: este tema épico de los británicos homanejea a Frida Kahlo, quien, pese a una década de dolores crónicos en la que sufrió polio y daños en su columna, no dudó en retratar esa expresión en un gran cuadro.

«Bad Day», de Daniel Powter: la vida de un músico en busca del triunfo es dura y su autor se inspiró en esa experiencia para escribir en una hora de ferry entre Victoria y Vancouver uno de los mayores éxitos frente a la adversidad.

«Titanium», de David Guetta & Sia: esta colaboración entre la música house y el EDM apela a nuestra fuerza interior para hacernos indestructibles.

«Hall Of Fame», de The Script: otro «hit» escrito en apenas una hora para hablar en realidad de la perseverancia y de cómo marcar la diferencia. Un canto a los sanitarios, héroes de esta lucha.

«Soon You’ll Get Better», de Taylor Swift: la rubia estadounidense retorna a sus raíces «country» junto a Dixie Chicks en este corte escrito para apoyar la recuperación de su madre enferma de cáncer.

«Hold on», de Wilson Phillips: la estirpe de Brian Wilson y de una de las hijas de dos miembros de The Mamas And The Papas dio lugar a este hito por la resistencia.

«I Won’t Back Down», de Tom Petty: aquejado de un terrible resfriado grabó esta pieza su autor con la asistencia de George Harrison.

«Hit Me With Your Best Shot», de Pat Benatar: compuesto tras una sesión terapéutica consistente en una pelea de almohadas. ¿Por qué no recrear el proceso en casa?

«Stronger», de Britney Spears: pocas artistas han superado tantos altibajos como la «princesa del pop», que proclama aquí «que la soledad no volverá a acabar con ella nunca más».

«Fight Song», de Rachel Platten: «Mostrarse vulnerable no es una debilidad», opina la autora de este tema sobre no cejar a pesar de ello en conseguir tus objetivos.

«Dramas y comedias», de Fangoria: producido por La Casa Azul, el dúo de Alaska y Nacho Canut reencontró el camino del éxito y la vigencia con este colorido clásico sobre dejar atrás los malos rollos.

«Estoy contigo», de La Oreja de Van Gogh: planteada como un rayo de luz frente al mal de Alzheimer, sirve también como voz de aliento para quienes sufren estos días.

«Vivir», de Rozalén & Estopa: otro himno frente a la enfermedad que apuesta por «poner el contador a cero», sacar lecciones de los malos momentos y cambiar la perspectiva para empezar a disfrutar.

«Lo que nos mantiene unidos», de Amaral: «Unidos, incandescentes como antorchas». Pocos como ellos han sabido invocar así en español el espíritu de la colectividad.

«Una señal», de Lori Meyers: hasta el final de la pandemia, cantemos «Pienso que la vida va mejor / Necesito salir más / Esperando estoy una señal que me ayudará».

«El baile», de IZAL: «El miedo de que nadie nos pida un adiós / Y que no toquen mis manos de nuevo», pero «mientras todo se derrumba / A los locos nos verán bailando».

«Hoy puede ser un gran día», de Joan Manuel Serrat: invitación a aprovechar la vida al máximo, porque un día de estos amanecerá con la cura definitiva para el coronavirus.

«Casa, ahora vivo aquí», de Iván Ferreiro: el hogar como metáfora del reencuentro personal, del solaz. «Estaba muerto / Para volver había que cantar», recomienda el gallego.

«Estáis aquí», de Sidonie: frente al aislamiento, el trío catalán recuerda que estamos todos más cerca de lo que parece.

«Infinitos bailes», de Raphael: el intérprete de «Mi gran noche» apuesta por que la fiesta continuará… «Que aun queda tiempo para reparar, nuestros desastres».

«Mejor mañana», de Vega: un canto a la confianza en lo que ha de venir, recogido en su «Metamorfosis» (2009).

«Todo va a cambiar», de Niños Mutantes: «El futuro ha llegado a esta ciudad / Hazle sitio en tu casa, se quiere quedar», pronostica el grupo granadino en una de sus letras más optimistas.

«Looking for Paradise», de Alejandro Sanz & Alicia Keys: en palabras de su autor, «una canción muy positiva para quien busca su paraíso, que muchas veces está dentro de nosotros, aunque a veces nos empeñemos en buscarlo fuera».

«Bienvenido», de Laura Pausini: otra optimista irredenta, la italiana saluda con este tema al futuro y a la autenticidad de las personas.

«Color esperanza», de Diego Torres: explotada hasta la extenuación, sería imperdonable no incluir la tonada del argentino como colofón.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s