Diosdado Con El Mazo Dando

Tomado de Cubadebate.

Las revoluciones son los epicentros renovadores de la batalla de ideas. La propaganda revolucionaria vehiculiza las ideas políticas, que generan la caída de los gobiernos explotadores y la toma (sostenimiento) del poder por gobiernos emancipadores; desnudando las causas del neocolonialismo y haciendo fluir el protagonismo histórico del pueblo como sujeto transformador.

Los líderes históricos superaron los formalismos académicos, ya que, sus capacidades autodidactas integraron la ética revolucionaria y la participación de los pueblos en favor de la emancipación. De ahí que tuvieron la convicción de priorizar la importancia estratégica de la batalla de las ideas, como praxis decisiva, para aglutinar cuantitativa y cualitativa la fuerza moral de la independencia, el antiimperialismo y el socialismo en la conciencia del pueblo.

El Generalísimo Francisco de Miranda emprendió su expedición independentista continental armado de la imprenta. El Libertador Simón Bolívar consciente de la bisagra indisoluble: unión y victoria, asumió la praxis: “La primera de todas las fuerzas es la opinión pública”, convirtiéndose El Correo del Orinoco en una fuente multiplicadora de la conciencia patriótica, para triunfar, organizar y desplegar la independencia continental del sur.

Carlos Marx y Federico Engels eternizaron la máxima ¡Proletarios de todos los países, uníos! en el Manifiesto Comunista; pues, era indigno ocultar los horrores y la violencia del capitalismo industrial, y se propusieron derrocarlo con el motor de la lucha de clases, para ganar un mundo justo. Vladimir Lenin concibe el periódico Iskra (la Chispa) para la formación de los cuadros y la organización del partido revolucionario, y posteriormente, funda Pravda (la Verdad) para aniquilar la opresión zarista y crear el primer Estado socialista.

El comandante Ernesto Che Guevara en plena guerrilla en la Sierra Maestra funda Radio Rebelde, para incorporar y concientizar al pueblo cubano contra la dictadura proyanqui. Fidel Castro (comandante en jefe) escribe en la prisión: La historia me absolverá, alegato de la defensa del asalto a los cuarteles Moncada y Bayamo, convirtiéndolo en el programa político de la revolución martiana, y continua la labor incansable del socialismo a través de los escritos Reflexiones sobre los diversos temas políticos y contemporáneos.

El comandante Hugo Chávez es el presidente pionero suigéneris de la audiencia radial y televisiva con el programa “Aló Presidente”, para la defensa nacional e internacional de la revolución bolivariana socialista. Aunado, la trinchera de Las Líneas de Chávez en la prensa, con el objetivo de descifrar las mentiras y los planes golpistas de los imperialistas, la burguesía importadora, la clase política y los dueños de las corporaciones privadas.

Con el Mazo Dando de Diosdado Cabello, es un parto de esta raíz histórica comunicacional liberadora de los pueblos. Asume, sin miedo e inteligencia la primera línea de fuego de la actual confrontación política. Los 306 programas de televisión, más la suma progresiva de la audiencia radial y de prensa se centran en la impronta del Bolivarianismo del siglo XXI: el Chavismo; con el objetivo medular de consolidar y defender el socialismo bolivariano de los ataques imperialistas y apátridas de la derecha.

La esencia, inspiración y determinación de la línea editorial está ligada a la vigencia del legado Yo Soy Chávez, de su espíritu creador e invencible fundamentado en la unión cívico militar bolivariana; la cual, ha sido raíz de la praxis del pueblo venezolano en los retos y desafíos de 21 años de revolución.

El pueblo es el sujeto histórico de la conciencia chavista, es el motor de la lucha de clases, legitimando la revolución bolivariana socialista y empoderándose del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Con El Mazo Dando insurge el 2015 en pleno recrudecimiento de la guerra económica y del asedio imperialista, para librar a fondo la batalla de ideas contra la matriz que imponen los dueños y palangristas de las corporaciones mediáticas privadas.

La verdad no es una propiedad privada, ya que, la dialéctica de los argumentos está asociado a las contradicciones e intereses de clases. Con El Mazo Dando busca esclarecer la conciencia de los embaucados por la psicología de los engañabobos y de la amplia masa movediza de los indecisos, que, saturados y frustrados de la confrontación política, se ponen al margen de la polarización.

El ataque a Diosdado, Primer Vicepresidente del PSUV, forma parte de la estrategia para doblegarlo. Las inverosímiles y falsas acusaciones, son el pase de factura por la lealtad al Comandante Chávez y al pueblo de Venezuela. Recordemos, que en su condición de vicepresidente de la república enfrentó el ilegítimo y criminal golpe de Estado de 2001. Asimismo, no le perdonan la lealtad al presidente Nicolás Maduro en medio del asedio. Menos le perdonan la solidaridad con la revolución cubana, el respeto y la admiración a Fidel y Raúl. La estirpe de soldado de la rebelión militar del 4 de febrero, se fundamenta hoy más que nunca a defender la revolución de Bolívar y Chávez.

Las corporaciones privadas buscan con alevosía desacreditarlo, desvelándose el fracaso y la frustración de la derecha. Las inmundicias de mentiras se desbaratan: El imperialismo dueño de los bancos del mundo no ha confiscado ninguna divisa, ni propiedades exorbitantes en el exterior de Diosdado; la imaginada campaña sobre el “cartel de los soles” más bien descubre el negocio de EE.UU. como primer consumidor y narcotraficante de drogas; como tampoco existen los desaparecidos de la revolución bolivariana. La libertad de expresión de la revolución, da testimonio de los pérfidos enemigos de la patria.

El presente y futuro de Venezuela es la senda de la democracia participativa y protagónica del pueblo, en torno al liderazgo del presidente Nicolás Maduro más la unión cívico militar, los poderes creadores del pueblo, la ciencia y tecnología emancipadora, y la geopolítica de la multipolaridad. El reto: Vencer las dificultades de la pandemia, el bloqueo comercial, el ataque al bolívar (hiperinflación) y las amenazas de invasión militar de los yanquis. Mientras tanto restablecemos con firmeza los derechos del pueblo, priorizando la paz, alimentación, salud, educación, trabajo, soberanía y defensa del territorio.

Con El Mazo Dando descifra la manipulación de la “libertad de expresión”, que esconde los grandes medios de las corporaciones privadas sobre las noticias asociadas a los intereses supremacistas plutocráticos, las cuales, son validadas por las investigaciones de los arrojados compatriotas cooperantes.

Con el Mazo Dando revela hoy la tragedia del racismo y las mentiras mediáticas de EE.UU.; ejemplos de ello: a) Más de 400 violaciones de libertad de prensa, según el Comité para la Protección de los Periodistas durante las protestas; b) El sesgo de catalogar “dispersión de grupos terroristas” a las protestas antirracistas del pueblo estadounidense en Washington; pero las criminales acciones de los cobardes opositores de Venezuela, la catalogan “reprimen a grupos democráticos”; y c) La represión de Trump: “cuando empiezan los saqueos, empiezan las balas”, es decir, asesinar al pueblo.

La guerrilla comunicacional de Chávez está vigente, para vencer y contrarrestar los planes y mentiras del imperialismo y de la derecha. Se hizo enjambre de abejas para la batalla de ideas, por medio de los emblemáticos: cadena del presidente Maduro; periódico 4 Febrero y la Agitación, Propaganda y Comunicación (APC) del PSUV; programas de gobernadores y gobernadoras; Encuentro Popular de Elías Jaua; La Voz de Chávez de Adán; La Hojilla de Mario Silva; Zurda Konducta; Los Robertos; Kiosko de Earle; La Iguana de Pérez Pirela; Dando y Dando de Tania y Aristóbulo; Dossier de Walter Márquez; Con el Mazo Dando; emisoras comunitarias y populares, articulistas revolucionarios, etc. Al igual, que Telesur, Vive TV, TV FANB, Correo del Orinoco, los periódicos de la Ciudad, radio y portales digitales entre otros. Son las voces que resguardan el bien más preciado: la independencia; impregnados de Simón Rodríguez “O Inventamos o erramos”. La identidad comunicacional de la revolución constituye la palanca de la conciencia, para elevar la unión de la praxis revolucionaria, a fin de triunfar y ser libres e independientes.

La hegemonía del capitalismo en las relaciones humanas y sociales de la humanidad, fragua la dominación política atacando sin misericordia, por ello, Trump amenaza a la Corte Penal internacional (apoyado por demócratas y republicanos), sí investigan los crímenes de guerra de EE.UU. e Israel. Así como, Facebook invade la vida personal de los usuarios y Twitter suspende las cuentas de los usuarios, elimina seguidores o invalida los textos de Re Twitter o Me Gusta; revelan la injerencia y la dictadura comunicacional.

El teatro de operaciones de la batalla de ideas es inimaginable. Las velocidades de las matrices de opiniones son impresionantes y la psicología del encubrimiento de las corporaciones privadas al posicionar la normalidad de los horrores del gran capital en tiempos de pandemia, como: 1) La discriminación de los negros y latinos en EE.UU., pues, representan más del 70% de los contagiados y fallecidos, a pesar, que suman el 28% de la población total; 2) Los fallecidos censados como recuperados, porque no contagian a las personas en Chile; 3) El abandono gubernamental de Brasil y Bolivia, ante el incremento de fallecidos de los pueblos indígenas, por la contaminación del coronavirus; y 4) El plan de Henry Kissinger y Bill Gates, para que las corporaciones farmacéuticas y tecno científica, desarrollen la vacuna del coronavirus con la implantación de los microchips y consoliden el proyecto de la privatización del sistema de salud.

En otro orden de ideas, no se debe subestimar la manipulación de la cadena radial Éxito, donde se han concentrado los palangristas opositores más acérrimos defensores de la violencia; puesto que, posicionan las matrices de opiniones: Desconocer al presidente Maduro, negar las causas de la guerra económica y el bloqueo comercial, y no participar en “elecciones fraudulentas”; en el fondo persiguen justificar la intervención militar del gobierno de EE.UU.

Por tal razón, urge la coordinación comunicacional revolucionaria. Los venideros tiempos serán de batalla sin cuartel. Diosdado Con El Mazo Dando remonta la formación política y la acumulación de las fuerzas del pueblo cívico militar, por el socialismo del siglo XXI en las ciudades y en el medio rural, frente a la agresión de la hegemonía mediática de la derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s