Biden sigue marcando diferencias con la Administración Trump en política exterior

Tomado de Cubadebate.

Resultado de imagen para Biden sigue marcando diferencias con la Administración Trump en política exterior

Durante su primer gran discurso sobre política exterior, este jueves en el Departamento de Estado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hizo tres anuncios que modifican o revierten políticas implementadas por Donald Trump: elevar el límite de refugiados admitidos, de los 15 000 actuales a 125 000; cesar el apoyo de EE.UU. a la ofensiva de sus aliados en la guerra de Yemen y paralizar la retirada de tropas de Alemania.

Biden, quien no tuvo palabras conciliadoras para Rusia y China, que consideró los grandes desafíos exteriores de Estados Unidos ‒en el caso de China, habló de sus “crecientes ambiciones por competir con EE.UU.” y consideró a la nación asiática su “mayor competidor”‒, señaló que, no obstante, también apostaría por la cooperación, incluso con esas dos naciones.

“Liderar con la diplomacia significa trabajar codo a codo con nuestros aliados y socios clave de nuevo (…) Al liderar con diplomacia, también debemos trabajar con nuestros adversarios y competidores de forma diplomática, cuando esté en nuestro interés y en el de la mejora de seguridad del pueblo estadounidense”, dijo.

Eso es por lo que EE.UU. y Rusia acordaron extender el tratado de armas nucleares Start por cinco años más, explicó el presidente.

Biden también dijo estar preparado para “trabajar con Pekín, cuando sea de interés para Estados Unidos hacerlo”, y habló del retorno de EE.UU. al Acuerdo de París contra el cambio climático, una de las áreas en las que se espera cooperación entre ambas potencias.

En ese sentido, el presidente explicó que acogerá una cumbre de líderes sobre la crisis climática este año. Pocas horas después de su toma de posesión, Biden también había ordenado el retorno de EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la que se había retirado la Administración Trump, al igual que lo había hecho del Acuerdo de París.

Biden, que no habló de América Latina, remarcó su voluntad de devolver el liderazgo a Estados Unidos en la arena internacional y hacerlo a través del multilateralismo, frente al “Estados Unidos, primero” de su antecesor.

“Repararemos nuestras alianzas, interactuaremos con el mundo de nuevo; no para responder a los desafíos del pasado, sino para responder a los del presente y el futuro”, afirmó.

Anunció que su Gobierno incrementará los esfuerzos diplomáticos para acabar con la guerra en Yemen, que lleva devastando el país seis años y se estima que ha provocado la muerte de más de 110 000 personas.

“Para subrayar nuestro compromiso, vamos a poner fin al apoyo de Estados Unidos a la ofensiva en la guerra de Yemen, incluido las ventas de armas pertinentes”, anunció.

Biden se refirió así a la ofensiva de la coalición liderada por Arabia Saudita en el país y su declaración marca un drástico cambio de rumbo respecto a Trump, que elevó su apoyo.

El presidente comunicó además su interés por trabajar con aliados para proteger los derechos de la comunidad LGTBIQ+ en el mundo y anunció una orden ejecutiva para ampliar el límite de admisiones de refugiados en Estados Unidos, de los 15.000 actuales a 125 000 en el primer año fiscal de su mandato.

Trump se niega a testificar en juicio ante el Senado

Representantes demócratas solicitaron al expresidente Donald Trump que testifique bajo juramento durante su juicio en el Senado, desafiándolo a responder al cargo de incitación a una violenta turba a irrumpir en el Capitolio. Un asesor de Trump respondió que el exmandatario no testificará.

Aunque los demócratas podrían no tener la autoridad para obligar a Trump a testificar, la solicitud es parte de los intentos demócratas de poner los violentos eventos del 6 de enero en el registro para la historia y exigirle cuentas por sus palabras. Los demócratas podrán utilizar en su contra el rechazo a testificar a medida que argumentan que el exmandatario ha evadido la responsabilidad por sus acciones.

Horas después de que se diera a conocer la solicitud del jueves por parte de los demócratas, el asesor de Trump, Jason Miller, afirmó que el juicio es un “procedimiento anticonstitucional” y que el expresidente no testificará. Los abogados de Trump calificaron la solicitud como “una maniobra de relaciones públicas”.

El juicio político en el Senado comienza el 9 de febrero. Se acusa a Trump ‒el primer presidente en ser sometido a juicio político en dos ocasiones‒de incitar a una turba de partidarios suyos que tomaron por asalto el Capitolio el 6 de enero para interrumpir el conteo de votos electorales.

Cinco personas murieron durante la revuelta. Antes de los disturbios, Trump había dicho a sus simpatizantes que “lucharan como demonios” para revertir su derrota electoral.

Los demócratas han dicho que el juicio es necesario para brindar una medida final de responsabilidad por el ataque. De ser condenado, el Senado podría llevar a cabo una segunda votación para impedirle postularse nuevamente a un cargo de elección popular.

En la carta dirigida a Trump y sus abogados, el representante demócrata Jamie Raskin, uno de los legisladores que actúan como fiscales, pide que Trump explique el motivo por el que él y su equipo han disputado las acusaciones de hecho del caso. Pidieron que declare “antes o durante el juicio político en el Senado” y bajo interrogatorio y que lo haga entre el lunes 8 y el jueves 11 de febrero.

La solicitud de Raskin cita las palabras de los propios abogados de Trump, que en un informe legal presentado a principios de esta semana no solo negaron que Trump hubiera incitado la revuelta, sino que aseguraron que había “realizado un trabajo admirable como presidente, haciendo en todo momento lo que consideró que era lo mejor para el pueblo estadounidense”.

Con ese argumento, dijo Raskin, Trump ha cuestionado hechos críticos en el caso “a pesar de la evidencia clara y abrumadora de su delito constitucional”. Dijo que Trump debería testificar ahora que ya no es presidente.

Raskin dijo que la negativa de Trump a testificar “dice mucho y establece claramente una inferencia adversa que respalda su culpa”.

“Cualquier funcionario acusado de incitar a la violencia armada contra el gobierno de Estados Unidos debería agradecer la oportunidad de testificar abierta y honestamente, es decir, si el funcionario tenía una defensa”, afirmó en un comunicado.

Mayoría de estadounidenses piensan que Trump tiene alguna culpa en asalto al Capitolio

La mayoría de los estadounidenses creen que el expresidente Donald Trump tiene al menos alguna culpa por la revuelta que culminó con el asalto al Capitolio, de acuerdo con una nueva encuesta publicada este viernes por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

Aproximadamente la mitad de los consultados dicen que el Senado debería condenar a Trump al cabo de su juicio político, que comienza la semana entrante.

Casi dos de cada tres estadounidenses creen que Trump tiene al menos cierta responsabilidad por la irrupción de sus seguidores en el Capitolio. La mitad dice que tiene mucha o bastante responsabilidad. Poco más de un tercio dice que tiene escasa o ninguna responsabilidad.

La mayoría de los republicanos lo absuelve de culpa, pero tres de cada 10 piensan que tiene una culpa moderada por los sucesos.

Apenas el 47% de los encuestados creen que el Senado debería condenar a Trump al cabo del juicio político.

El 40% dice que no deberían condenarlo y el 12% no tiene certeza. Trump es el primer presidente de la historia en afrontar dos juicios políticos por parte de la Cámara de Representantes, aunque algunos dudan de que los demócratas consigan la mayoría de dos tercios necesaria para condenarlo en la cámara alta.

Las opiniones siguen las líneas partidistas, ya que más de ocho de cada 10 demócratas dicen que el Senado debería condenarlo, contra apenas uno de cada 10 republicanos.

Entre los que creen que tiene una gran responsabilidad, la mayoría está a favor de la condena, mientras entre los que creen que tiene una responsabilidad moderada la mayoría sostiene que no se lo debe condenar.

El mismo sondeo halló que muchos republicanos siguen creyendo ‒a pesar de todas las pruebas que evidencian claramente lo contrario‒ que la elección del presidente Joe Biden fue ilegítima.

Es la señal más reciente de que la campaña de desinformación de Trump a lo largo de varios meses podría tener consecuencias prolongadas para Biden en su intento de gobernar un país fracturado.

La encuesta halla que muchos republicanos coinciden con la idea, promovida por quienes asaltaron el Capitolio, de que la elección de Biden fue ilegítima. El 66% de los estadounidenses en general creen que fue legítima, pero el 65% de los republicanos dicen que no lo fue.

Al mismo tiempo, pone de manifiesto las profundas divisiones partidistas que sobreviven tras la presidencia de Trump, pero también muestra cierto grado de consenso, ya que muchos republicanos dicen que el entonces presidente fue al menos parcialmente responsable del asalto letal de sus seguidores al Capitolio el 6 de enero, en un intento de anular el resultado de la elección de noviembre.

La encuesta revela que más estadounidenses tienen una visión negativa que positiva de la presidencia de Trump y su impacto sobre el país.

El 36% dicen que fue un gran presidente, o al menos bueno, mientras que el 50% dicen que fue un presidente malo o pésimo.

En comparación, cuando Barack Obama finalizaba su periodo, a fines de 2016, el 52% lo consideraba un gran o buen presidente y el 28% decía que era un mandatario malo o pésimo.

Expulsan de comisiones del Congreso a legisladora republicana cercana a teorías conspiranoicas

Una profundamente dividida Cámara de Representantes de Estados Unidos ha expulsado a la legisladora republicana Marjorie Taylor Greene de las dos comisiones a las que pertenecía, una sanción sin precedentes que los demócratas aseguran que se ganó al esparcir violentas teorías de la conspiración cargadas de odio.

Subrayando el embrollo político en el que sus comentarios incendiarios metieron a su partido, casi todos los republicanos votaron en contra de la iniciativa demócrata para expulsarla de las comisiones legislativas, pero ninguno de ellos defendió su largo historial de publicaciones indignantes en redes sociales.

La votación del jueves, casi en proporción partidista de 230-199, se convirtió en otra instancia en la que las teorías de conspiración se vuelven campos de batalla políticos, lo que sucedió con frecuencia durante la presidencia de Donald Trump, que promovió esas teorías y apoyó públicamente a grupos que las propagan.

El exmandatario enfrenta un juicio en el Senado la próxima semana por incitar a una insurrección después de que una turba, avivada por sus falsas acusaciones de fraude electoral, atacara el Capitolio el pasado 6 de enero.

La disputa del jueves también resaltó el revuelo y las complejidades políticas que Greene ‒una experta en provocar a los demócratas, la autopromoción y la recaudación de fondos de campaña‒ ha desatado desde que se convirtió en candidata a representante el año pasado.

Greene no mostró signos de arrepentimiento el viernes. “Me desperté temprano esta mañana literalmente riéndome pensando en lo idiotas que son los demócratas por darle tiempo libre a alguien como yo”, tuiteó.

No obstante, no dijo cómo usará ese tiempo.

Once republicanos se unieron a los 219 demócratas para aprobar la expulsión de Greene de las comisiones, mientras que 199 legisladores republicanos votaron en contra.

Greene era parte de las comisiones de Educación y de Trabajo y Presupuesto. Los demócratas se mostraron especialmente horrorizados por su asignación al panel de educación, considerando las dudas que había expresado en el pasado sobre las masacres ocurridas en escuelas de Florida y Connecticut.

(Con información de AP, AFP y BBC)

Enlace: http://www.cubadebate.cu/noticias/2021/02/05/biden-sigue-marcando-diferencias-con-la-administracion-trump-en-politica-exterior/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s