Luis Arce: Hagamos de Bolivia nuestra mejor razón para vivir

Tomado de Trabajadores.

Si tuviera que calificar en pocas palabras el Mensaje a la nación del presidente boliviano Luis Arce este viernes, en ocasión del aniversario 196 de la independencia de su país y sus palabras a los miembros de las Fuerzas Armadas el sábado, diría que fue un magistral ejemplo de coherencia, dignidad y sinceridad, y  que evidencian una vez más el optimismo, la fe y la proyección de futuro en pos del bienestar común de bolivianas y bolivianos, y de la región en general.

En sus alocuciones, Arce sintentizó el arduo trabajo realizado en todos los ámbitos de la vida del país, en la política, la economía, la cultura, la ciencia, el duro batallar por la reestructuración legal, por ampliar las relaciones internacionales, por volver a sus orígenes y rescatar al Estado Plurinacional,  la unidad, hacer más inclusiva la nación, a la vez que se refuerza su soberanía, autodeterminación y desarrollo.

¿Qué quiere decir Bolivia?

«En el 196 aniversario de la creación de nuestra amada Patria, rendimos homenaje a los héroes y heroínas que nos dieron la libertad», fueron las palabras iniciales del presidente boliviano en honor a aquel «día glorioso en que el espíritu libertario y de independencia de las mujeres y hombres que lucharon contra la dominación de la corona española, se tradujo en la fundación de nuestra amada Patria».

«¿Qué quiere decir Bolivia? «Un amor desenfrenado de libertad”, señaló al recordar un mensaje del Libertador Simón Bolívar y a hombres como Antonio José de Sucre, quienes lucharon por los pueblos de nuestra América.

Rememoró que si bien Bolívar pretendió eliminar parte del sistema colonial, dictando normas para repartir tierras, prohibiendo que se exija a los indígenas trabajos gratuitos, eliminando el tributo indígena, estas buenas intenciones no llegaron a hacerse realidad y que en la República la colonialidad se mantuvo viva, reproduciendo sus formas racistas y discriminatorias que condenaban a la marginación y la opresión a las grandes mayorías de nuestro país.

Dijo que ese espíritu de lucha de los antepasados por la definitiva independencia, es el que siempre ha promovido la organización del pueblo para conquistar sus derechos, antes en la colonia y luego en la República, y que las luchas antineoliberales contra el saqueo, la Guerra del Agua en 2000, Febrero y Octubre Negro en 2003, dieron paso a la construcción de un nuevo Estado recogiendo las luchas anticolonialistas, antiimperialistas, anticapitalistas y antineoliberales del pueblo boliviano.

Luis Arce recordó que en 2006 llegó al poder democráticamente, con el 54% de la votación, el primer presidente indígena originario y campesino de la historia boliviana, Evo Morales Ayma y que bajo su liderazgo se puso en marcha una Revolución Democrática y Cultural con la que se inició la construcción del Estado Plurinacional de Bolivia «desde la profundidad de la historia, inspirados en las luchas del pasado y en la sublevación indígena anticolonial».

«Implementamos nuestro Modelo Económico Social Comunitario Productivo, hecho por bolivianos y para los bolivianos, que recoge nuestras potencialidades para hacer de nuestro país un referente de crecimiento económico con justicia social. Demostramos que con nuestro Modelo, es posible crecer con beneficios para todas y todos, redistribuir la riqueza, reducir la pobreza, así como las desigualdades económicas y sociales. Un mundo en que también se busque una relación armoniosa entre el ser humano y la Madre Tierra», detalló.

Reiteró que el gobierno de facto provocó una crisis de varias dimensiones que azotó duramente a su nación: política, económica, social, sanitaria, educativa y cultural, y que luego del golpe de Estado de 2019 que colocó en el Órgano Ejecutivo a un gobierno inconstitucional e ilegítimo, ahora comienzan a salir de la crisis política gracias a la unidad, la lucha y la conciencia del pueblo boliviano.

El mandatario boliviano destacó que el triunfo del 18 de octubre de 2020, con el que el pueblo dio al Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), un 55,1% de apoyo en las urnas, fue una contundente victoria que devolvió a su Patria a la senda de la democracia, pero sin la lucha, resistencia y movilización, la democracia no se habría recuperado y el gobierno de facto hubiera continuado en su afán de prorrogarse en el poder utilizando la pandemia como pretexto para seguir vulnerando derechos.

Significó que esta histórica elección no hubiese sido posible sin el bloqueo nacional de caminos y la huelga general declaradas por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad en agosto del mismo año, pues los grupos antipatria solo buscan la miseria de la población, el enriquecimiento ilegal de unos cuantos, la entrega de los recursos naturales y la quiebra de las empresas estatales para entregárselas a las transnacionales.

Restaurando la verdad

Para el presidente Luis Arce, los 11 meses del gobierno de Jeanine Añez demostraron de manera clara y contundente los objetivos que tuvo el Golpe de Estado: restituir la República colonial y volver a instaurar el fracasado modelo neoliberal; por lo cual es urgente «terminar de cerrar la crisis política abierta por quienes, a través de golpes de Estado, y con cómplices internacionales para reprimir al pueblo, siempre quieren imponer con violencia lo que no consiguen democráticamente en las urnas».

En sus palabras a la nación, recordó que los dejaron sin recursos, sin salud, sin educación, sin institucionalidad cultural, sin gobierno, en incertidumbre, sin derechos humanos ni libertad de expresión, como en todas las dictaduras de la historia y citó a Marcelo Quiroga Santa Cruz cuando dijo que “refutando la mentira y restaurando la verdad”; por eso ahora se están encontrando cada vez más elementos contundentes que demuestran que hubo una ruptura constitucional.

Denunció que desde principios de octubre de 2019, es decir, antes de las elecciones, algunos líderes de la oposición, de manera totalmente irresponsable, amenazaban con impulsar el desconocimiento de los resultados y la desobediencia civil y aseguró que su gobierno no descansará desde el ámbito de sus competencias, de exigir el procesamiento y sanción de los autores del golpe de Estado, quienes deben responder ante la justicia por los actos ilegales, ilegítimos y violentos que perpetraron contra el pueblo, la democracia y la CPE.

«Memoria, verdad y justicia!, ese es un mandato del pueblo, especialmente de las familias de quienes fueron masacrados, así como de los heridos, perseguidos, humillados, criminalizados y detenidos injustamente», realzó e inmediatamenre volvió a  citar a Marcelo Quiroga Santa Cruz, cuando sentó al dictador Banzer en el banquillo de los acusados y en un célebre juicio de responsabilidades dijo:  “no es el odio el que impulsa nuestros actos, sino una pasión por la justicia de la que hemos dado cuenta a lo largo de nuestra vida”.

Los enormes retos que afronta su gobierno

La economía

El mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia llamó a todas y todos los hijos de su país a mantenerse unidos y unidas, sin sectarismos ni exclusiones y a cuidar el  proceso de cambio que beneficia a las grandes mayorías, a sabiendas que la crisis económica que dejó el gobierno de facto, es la principal preocupación de las familias bolivianas.

Como un atentado al pueblo boliviano calificó las desacertadas decisiones de política económica, social, sanitaria y cultural que se tomaron, las que quedarán escritas para la historia como un ejemplo de que la derecha jamás representará el verdadero interés del pueblo, «puesto que solo busca el interés de unos cuantos, sin importar la miseria generada en las familias».Escenario que encuentra Luis Arce al llegar al poder, según sus propias palabras:

  • Políticas redistributivas entre 2005 y 2019 permitieron disminución de la pobreza y de la pobreza extrema de 60.6% a 37.2% y de 38.2% a 12.9%, respectivamente.
  • Crecimiento económico sostenido, acompañado de políticas sociales y productivas.
  • Alcanzó los primeros sitiales en crecimiento de la región en 2009, 3.4%; 2014, 5.5%; 2015, 4.9%; 2016, 4.3% y 2018; 4.5%.

Durante los 11 meses del gobierno golpista:

  • Se destruyó la economía de los hogares y empresas bolivianas, públicas y privadas.
  • Se paralizó la inversión del Estado en la economía, principal vector del crecimiento económico en nuestro modelo económico.
  • Retornaron los privilegios de clase y de satisfacción de las altas élites como antes del 2006.
  • Se afectó la recaudación tributaria, observándose una disminución del 27% acumulado a octubre de 2020, con una caída de Bs 13 027 millones de los ingresos del erario nacional.
  • La tasa de desempleo hasta octubre de 2020 alcanzó el 8,7%, más que duplicando el registrado en similar período de 2019, cuando se encontraba en 4,3%.
  • Dejaron a la juventud y la niñez sin la posibilidad de acceder a la educación al clausurar el año escolar.
  • La cuarentena rígida y militarizada, determinada por el gobierno de facto, con la excusa de prevenir la pandemia solo sirvió para que se generen escenarios de corrupción y saqueo de las arcas estatales.

Reafirmó que la estrategia de su gobierno para sacar al país de la crisis se asienta en reactivar la demanda interna, así como el aumento e incentivo a la producción; de ahí que iniciaran con el pago del Bono Contra el Hambre y en diciembre del pasado año ya hayan generado  un aumento adicional y extraordinario de rentas para el sistema de reparto y jubilados con un incremento del 3.4%, beneficiándose unos 219 963 bolivianas y bolivianos.Otras medidas inmediatas tomadas por su gobierno:

  • Fortalecimiento de las políticas redistributivas, como la Ley de Régimen de Reintegro del Impuesto al Valor Agregado y la del Impuesto a las Grandes Fortunas.
  • Reactivación e incremento de la inversión paralizada: solo en noviembre y diciembre de 2020 se inyectaron $us 677 millones mejorando la ejecución de 25% a 41%.
  • Apoyo al sector productivo con medidas como la Subasta Electrónica y la creación del Mercado Virtual Estatal, el Catálogo Electrónico – Compra Hecho en Bolivia, aplicativo móvil para la compra de productos y servicios hechos en Bolivia.
  • Creación del Fondo de Garantías para productores, FOGADIN, que da cobertura mediante garantías hasta un 50% de créditos otorgados en el marco de la industrialización con sustitución de importaciones y del desarrollo productivo.
  • Devolución de la inversión pública del gobierno nacional, invirtiéndose 4 011 millones de dólares, 125 por ciento por encima de la inversión en 2020.
  • La cartera de créditos de vivienda social y productivos alcanzaron a 16 919 millones de dólares hasta junio de 2021, un incremento de 6.1% respecto al monto registrado en junio de 2020.

Según el mandatario boliviano, todas estas acciones de su gobierno ya generaron efectos positivos sobre la economía de su país, pues el mes de abril de 2021, el Índice Global de Actividad Económica reflejó una variación porcentual acumulada positiva del 5,2 por ciento y el número de cuentas de depósito ascendió a 13,2 millones de cuentas, 7,3 por ciento por encima de junio de 2020, recuperándose también la confianza de la población.

Pero la profundización de un  Modelo Económico Social Comunitario Productivo y un Plan de Emergencia de Empleo seguirá siendo el eje de su mandato, impulsando la generación de industrias, la sustitución de importaciones, la industrialización de nuestros recursos naturales y el fortalecimiento de la producción nacional, una política que pidió que todas y todos apoyaran.

Frente a la crisis sanitaria

Otros de los grandes retos enfrentados ha sido la pandemia de la Covid-19, pues el gobierno de facto dejó una aguda crisis sanitaria, producto de la ausencia de una estrategia para combatir la presencia y expansión del virus y sus consecuencias. Aún así, el plan gubernamental dio resultados inmediatos y la tasa de letalidad disminuyó del 6,2 por ciento  al 2,8 por ciento a pesar de las mutaciones del virus.

«Colocamos todo nuestro esfuerzo en concebir y desarrollar una estrategia integral para enfrentar la Covid-19. Nuestro plan contempla tres pilares: pruebas gratuitas para detectar oportunamente, aislar y medicar; vacunación gratuita y coordinación con los niveles del Estado», informó Arce el viernes último.

Se ha garantizado además, un presupuesto para la lucha contra la pandemia, más del 10% del Presupuesto General del Estado Consolidado y se ha logrado encarar el diagnóstico oportuno, masivo y gratuito con más de 4 millones de pruebas antígeno-nasales y reactivos para la PCR, y tener disponible más de siete medicamentos gratuitos para el tratamiento anti-Covid.

«Como país denunciamos a nivel nacional e internacional, la injusticia que genera el capitalismo, la mercantilización de la salud y su impacto en el acceso a las vacunas, cruel e inhumano, que reproduce el actual orden mundial», señaló.

El presidente boliviano aseguró que el compromiso de su gobierno con la salud es irrenunciable y que darán continuidad al “Plan de Hospitales”, se fortalecerá el Sistema Único de Salud (SIS), orientando los esfuerzos a garantizar el acceso universal, equitativo, oportuno y gratuito a la salud, con calidad y calidez, a la vez que se trabaje en  un proyecto de Industria Farmacéutica y en la puesta en marcha del Instituto de Medicina Nuclear que beneficiará a los pacientes con cáncer.Otras prioridades en las que ha trabajado su gabinete:

  • Recuperación de la institucionalidad cultural al reabrir el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, «convencidos de que en nuestra riqueza cultural está nuestro mayor potencial y que el corazón de la Patria está tejido a nuestra plurinacionalidad».
  • Restitución de la entrega de infraestructura educativa por un valor de más de Bs 93 millones y 88 equipos de laboratorios de Física, Química, Biología y Geografía.
  • Derecho de todas y todos los estudiantes a la educación (luego que el gobierno de facto clausurara el año escolar 2020) y realización del VI Encuentro Pedagógico para delinear estrategias que garanticen la educación.
  • Emisión a la Asamblea del Anteproyecto de Ley de incentivos tributarios para la importación con IVA 0 de maquinaria y equipos para los sectores agropecuarios, industrial, mineros y otros, así como el Anteproyecto para la constitución de un Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública por un monto de Bs 2 mil millones.

Queda mucho por hacer todavía

«Sabemos a dónde vamos, sabemos cuáles son las preocupaciones del pueblo boliviano porque estamos recorriendo toda Bolivia y mantenemos un diálogo directo con la población, y también sabemos que aún nos falta mucho por hacer», afirmó el mandatario boliviano en su Mensaje a la nación por los 196 años de la independencia de su país.

Dijo tener la absoluta confianza en la sabiduría del pueblo y que, habiendo recuperado la democracia y el camino de la estabilidad política, económica y social, no permitirá que la derecha vuelva a destruir los avances del pueblo trabajador.

«Queremos un presente y un futuro de certidumbre, de crecimiento económico con justicia social, orgullosas y orgullosos de nuestras raíces y plurinacionalidad, llegaremos al nuestro Bicentenario habiendo superado las crisis económica, social, sanitaria, educativa y cultural», aseveró.

Al celebrar también los 196 años de creación de las Fuerzas Armadas (FFAA), rindió tributo a quienes cumplen con el deber de servicio al pueblo y del fiel cumplimiento a la Constitución, a quienes dijo en Acto Solemne, que el inicio de la Revolución Democrática y Cultural en 2006 y la nueva Constitución Política del Estado Plurinacional proyectan un país que supere la época republicana colonial de democracia formal, por una democracia intercultural, participativa, plural, social y comunitaria.

Arce les recordó que al golpe de Estado de noviembre de 2019  contribuyeron algunos malos militares contra el sentir mayoritario de las FFAA, intentó enlodar nuevamente a la institución militar, con masacres que han afectado al pueblo y herido el sentimiento popular.

Exhortó entonces a las FFAA a recuperar la confianza del pueblo, para avanzar en la consolidación de la democracia intercultural y de un Estado Plurinacional descolonizado, despatriarcalizado, libre de racismo, de opresión y discriminación. «¡Hagamos de Bolivia nuestra mejor razón para vivir!», insistió.

Saludó también a las organizaciones sociales, a los pueblos indígenas originarios, y a todas y todos los bolivianos que con patriotismo llegaron desde diferentes lugares del país hasta Sucre para participar en las celebraciones libertarias de este fin de semana, transmitiendo un mensaje para los hijos e hijas de esa tierra que hoy se encuentran lejos por diversos motivos.

Enlace: http://www.trabajadores.cu/20210809/luis-arce-hagamos-de-bolivia-nuestra-mejor-razon-para-vivir/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s